La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

El núcleo de población se extiende a lo largo de la costa. Desde la Cala del Moral hasta Torre de Benagalbón, la carretera es una calle. El de Salazar (512 m) es el pico más alto del municipio, destacando también el cerro del Tío Cañas (320 m). 
Por sus tierras discurren el arroyo de Totalán, que sirve de límite con el término municipal de la capital, y los de Granadillas, el más importante, las Piletas, los Pilones, Villodres, Granados y el de Benagalbón, que traza el límite con el municipio de VélezMálaga.

 

MONUMENTOS
Casa Fuerte de Bezmiliana, baluarte del siglo XVIII, situado a un tiro de fusil de la playa, de traza cuadrangular, muro exterior de mampostería, dos torreones en diagonal para su defensa, dos plantas y foso. En su frontispicio figura el escudo heráldico de Carlos III (1759-1788) y su interior está acondicionado para el aposentamiento de la oficialidad y la tropa, así como caballerizas, pozo, almacenaje, etc. Es uno de los mejor conservados de los de su tipo y sirvió de base para la construcción de otros similares en las Américas. Rehabilitado recientemente, se destina a utsos múltiples (exposiciones, conferencias, conciertos y reuniones culturales y es sede del Centro de Documentación de Estudios de la Axarquía.
Antigua ciudad de Bezmiliana cuyos vestigios están considerados uno de los más importantes de Europa, ubicada en el lugar conocido como Gran Sol. Quedan restos de muros de viviendas y de lo que debió ser una calle empedrada. En la parte alta están las ruinas de lo que debió ser una fortaleza. Fue una ciudad relevante (siglo XI) que contaba con dos mezquitas. En el siglo XIV comenzó su decadencia. 
Torres almenaras de El Cantal y de Benagalbón, torreones de Fúnez y Albenda en el interior, y termas romanas en Torre de Benagalbón.