La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Los datos más fiables sobre su origen se fundamentan en las innegables raíces moriscas de lo que bien pudo ser una alquería. Como se sabe, los moriscos constituían una compacta minoría ubicada en tierras andaluzas y que,en frase de San Juan de Ribera, andaban sueltos y libres dedicándose a los oficios de artesanos, buhoneros, comerciantes, etc, independencia que preocupaba, de tal forma que, unido al poder que les otorgaba el liderazgo en la producción, provocó que Felipe III decretara su expulsión en 1609, al ser considerados como un peligro para la unidad religiosa en la España de la Contrarreforma.
En 1487, las tropas cristianas que comandaban los Reyes Católicos conquistan la zona, pasando la villa de Archez junto con las de Canillas de Aceituno, Corumbela, Algarrobo y Salares, al señorío de D. Diego Fernández de Córdoba, que después sería marqués de Comares. El marquesado de Comares, al cual pertenecía la villa de Archez, procede del cambio de la villa de Comares, que dio nombre al marquesado, por la de Sedella, según real cédula de la reina doña Juana de 20/12/de 1512.